Las mentiras de las dietas… ! MILAGRO !

Es muy común en estas fechas post-navideñas que muchos medios como revistas, cadenas de radio y programas de televisión nos llenen con anuncios sobre dietas milagro, pastillas mágicas para adelgazar o alguna máquina maravillosa para quitar esos kilos de más.

Hoy vamos a tratar el tema de estas “dietas milagro”, que frecuentemente, por no decir siempre,  buscan más un beneficio económico que la promoción de una alimentación sana y equilibrada. Prometen una pérdida considerable de peso en muy poco tiempo y sin esfuerzo, sin advertir de que, además de sufrir una carencia de nutrientes esenciales, pueden dar lugar a problemas de salud, tanto físicos como psicológicos; y lo peor de todo, que al dejar éstas, se favorece una rápida recuperación de los kilos perdidos, engordando mucho más, y es lo que vulgarmente conocemos como “efecto yo-yo”  o “efecto rebote“.  Según la AEDN (Asociación Española de Dietistas Nutricionistas), el 95% de las personas que pierden peso con una “dieta milagro” vuelve a recuperarlo.

Dietas-milagro

Entonces ¿cómo podemos detectar una dieta milagro que es potencialmente peligrosa?, veamos sus características:

1.- Prometen resultados rápidos y asombrosos o “mágicos” (“cura milagrosa”, “ingrediente secreto”, “antiguo remedio”…)

2.- Prohíben el consumo de un alimento o grupo de alimentos.

3.- Contienen afirmaciones que contradicen a colectivos sanitarios de reputación reconocida.

4.- Incluyen relatos, historias o testimonios, sin documentar, para aportar credibilidad.

5.- Se pueden auto-administrar  (“hágalo usted mismo”).

6.- Contienen listados de alimentos buenos y malos.

7.- Exageran o distorsionan la realidad científica de un nutriente o alimento.

8.- Incluyen o se basan en el consumo de preparados que venden ellos mismos.

9.- Garantizan los resultados o prometen “devolver el dinero” si no funciona.

10.- Afirmaciones que sugieren que el producto es seguro, ya que es “natural”.

11.- La dieta tiene un nombre propio (Dieta Durkan, Atkins, de la alcachofa, de la piña, etc.).

12.- Se basan en un único alimento, el cual hay que comer en cada una de las comidas del dia.

13.- Prometen que el adelgazamiento será sin esfuerzo, sin hacer actividad física.

En resumen, las dietas milagro, aunque al principio pueden conseguir que el peso disminuya a corto plazo, constituyen un riesgo muy alto para la salud ya que pueden:

1.- Agravar el riesgo metabólico de las personas.

2.- Provocar desnutriciones proteicas y déficit en vitaminas y minerales.

3.- Desencadenar trastornos del comportamiento alimentario (anorexia y bulimia).

4.- Producir efectos psicológicos negativos.

5.- Favorecer el efecto rebote.

Espero que “la dieta milagro NO sea una opción”. Come de forma saludable y empieza a realizar algo de ejercicio físico.  Si necesitas ayuda, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Autor: Antonio Corrales – Tu Entrenador Personal WELLFIT.